Acerca del Ministerio La Casa

 

¡Bienvenido al Ministerio La Casa!

Somos una iglesia en Santiago de Chile donde tú y tu familia pueden tener una experiencia con el amor de Dios. Nuestro propósito es traer el poder sobrenatural de Dios a las comunidades en nuestro país. Hemos sido llamados por el Señor para manifestar su poder sobrenatural en nuestra generación. Como iglesia tenemos el más firme propósito de mantener la Presencia de Dios como principal foco, basados en La Palabra de Dios y ejercitando nuestra Fe en cada reunión. La pasión, el amor, la oración y la búsqueda constante de la Presencia de Dios son los principales ingredientes de nuestra comunión con el Padre ¡Únete a nosotros y experimenta lo sobrenatural de Dios!
 
 


Conoce a nuestros pastores

El Apóstol Carlos Cruchaga junto a su esposa, la pastora Marcela Espinoza fundaron nuestro ministerio desde el año el año 2000 cuando el Señor los llamó al pastorado. Desde entonces lideran la congregación con una gran pasión y amor por la obra. Como hijos espirituales del Apóstol Guillermo Maldonado y miembros de la Red Apostólica del Movimiento Sobrenatural tienen como principal misión manifestar el Poder de Dios edificando al cuerpo de Cristo y el Reino de Dios de manera local, nacional e internacional.
Conoce al resto del equipo
 
Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. - Habacuc 2:2-3
Una visión divina no se cumple de un día para otro, sino que conlleva un proceso. Hemos tomado la visión que el Señor reveló al corazón del Apóstol Guillermo Maldonado y que él mismo nos ha transmitido. El proceso de desarrollar la visión de Dios para esta Casa, lo llevamos adelante manifestando Su poder sobrenatural en cada etapa de la visión. Nada hay en esta visión que se pueda hacer de manera natural o con fuerza humana. Todo requiere la intervención del poder sobrenatural de Dios.

¡El sello de nuestra casa es lo sobrenatural de Dios!

La visión, es la revelación del sueño y la promesa de Dios de lo que un día seremos. Esto sólo podemos verlo por fe.

¿Cuál es la misión de La Casa?

“LLAMADOS A TRAER EL PODER SOBRENATURAL DE DIOS A ESTA GENERACIÓN”

¿Cuál es la visión de La Casa?

Evangelizar — Afirmar — Discipular — Enviar

En el Ministerio La Casa, las etapas de la visión están claramente definidas, y cada una se cumple a cabalidad.

Evangelizar – Es aquella etapa del proceso de la visión en la que ganamos almas para Cristo. TODO miembro de la iglesia debe ser un ganador de almas. Nuestro evangelismo es sobrenatural, pues no sólo predicamos la Palabra y testificamos, sino que también manifestamos pruebas del poder de Dios a través de milagros, sanidades, palabras proféticas y de ciencia.

Afirmar – Es aquella etapa del proceso de la visión mediante la cual se cimenta, asegura, consolida la decisión del nuevo creyente (NC) y se le da el seguimiento apropiado hasta que desarrolle los fundamentos básicos de su nueva vida en Cristo, para que luego forme parte de un grupo de discipulado.

Discipular – El objetivo de discipular es enseñar, entrenar, equipar, activar y pastorear ya que se busca el crecimiento constante y continuo de la persona.

Enviar – Líderes son enviados dentro de la iglesia local, con el ADN de La Casa y equipados con el poder y los dones necesarios para extender el Reino de Dios por medio de desarrollar cada una de las tareas que se le encargan. También, a medida que crecen espiritualmente, pueden ser promovidos y enviados como diácono, anciano o ministro, según el llamado que Dios tenga para su vida.

La relación con Dios

Amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, y con todas nuestras fuerzas. Él es la prioridad de nuestro amor, obediencia y adoración, sobre todas las cosas; si nos quitan a Dios, nos quitan la vida misma. (Lucas 10:27)

La familia

Esta es un fundamento principal en el reino De Dios. Y el matrimonio entre un hombre y una mujer es la voluntad De Dios y mantiene una sociedad libre de la inmoralidad. Si se pierde la familia, se pierde el fundamento de la sociedad; por eso la cuidamos, y protegemos el matrimonio hasta que la muerte lo separe. (Génesis 1:27)

La palabra de Dios

Cada declaración en la palabra y cada mandamiento escrito en la Biblia es ley para nosotros, y nos comprometemos a ponerla por obra. (Proverbios 3:3; 2 Timoteo 3:16)

La transferencia generacional

Dios es tri-generacional: el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Los padres tenemos la habilidad y la gracia de impartir a nuestros hijos espirituales y naturales todo aquello que hemos alcanzado: herencia material, emocional y espiritual. Tenemos el deber de dejar una herencia en todas las áreas. (Génesis 50:24 y Marcos 12:26)

El propósito

Todo ser humano fue creado por Dios con un propósito; y cuando lo descubre, si lo desarrolla, deja un legado en la tierra. Entonces, puede decirse que una persona tiene o tuvo éxito. (Eclesiastés 3:11)

El carácter de Cristo

La meta de todo hombre y mujer en esta tierra es cada día formar más el carácter de Jesús en su vida. Es decir, ser lleno de bondad, integridad, humildad, temor de Dios, santidad y madurez, tal como Él lo fue. Jesús es nuestro modelo, al cual tenemos que imitar, honrar, glorificar, adorar y seguir hasta que regrese. (Romanos 8:29)

La Biblia

Creemos que la Biblia es la palabra de Dios inspirada, infalible e inmutable desde Génesis hasta Apocalipsis. (2 Timoteo 3:16)

Un Dios en tres personas

Creemos en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, y que los tres son uno. (1 Juan 5:7)

La deidad de Jesucristo

Creemos que Jesucristo es el Unigénito Hijo de Dios, nacido de una mujer virgen; que fue crucificado, murió y resucitó al tercer día; ascendió a los cielos y ahora está sentado a la diestra de Dios Padre. (Isaías 7:14, Lucas 1:30-35)

La Salvación

Creemos que la salvación se obtiene por medio del arrepentimiento y la confesión de pecados; es dada por gracia divina (no por obras) y se recibe por la fe en Cristo Jesús. Pues, Él es el único mediador entre Dios y los hombres. (Hechos 4:12)

La resurrección de los muertos y la vida eterna

Creemos en la segunda venida de Cristo por su pueblo, que los muertos en Cristo resucitarán primero y los que estén vivos, serán arrebatados por Jesús, y que todos pasarán por el juicio de Dios. Los que estén inscritos en el libro de la vida resucitarán para vida eterna y los que no, para condenación eterna. (1 Tesalonicenses 4:13-17, Apocalipsis 20:11-15)

La santificación

Creemos en la santificación como una obra hecha instantáneamente en el espíritu, pero que, también, debe ser desarrollada progresivamente en el alma y en el cuerpo de un hijo de Dios. (Hebreos 12:14, Romanos 6:19-22)

El bautismo

Creemos en el bautismo en el Cuerpo de Cristo, por el cual la persona acepta a Jesús, tiene un nuevo nacimiento y pasa a formar parte del cuerpo de Cristo y de su vida eterna.

Creemos en el bautismo en aguas como símbolo de identificación con la muerte (al pecado) y con la resurrección de Jesús para vida eterna. (Romanos 6:4)

Creemos en el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas, y que, a través de este bautismo, se recibe el poder para ser testigo de Jesús a todo el mundo.  (Hechos 1:8, Hechos 2:4, Marcos 16:17)

La imposición de manos

Creemos que es una de las maneras de transmitir bendición, sanidad y poder de Dios de un ser humano a otro. (Hechos 8:15-20, 1 Timoteo 4:14, 2 Timoteo 1:6)

Los cinco ministerios

Creemos en los cinco ministerios de Efesios 4.11, como los dones dados por Dios al cuerpo de Cristo. (Efesios 4:11)

Los ministerios gubernamentales

Creemos que el apóstol y el profeta son ministerios gubernamentales que establecen el fundamento y la doctrina bíblica de la iglesia. (Efesios 3:5)

El gobierno apostólico

Creemos en establecer el gobierno apostólico en la iglesia local con un apóstol como cabeza, un profeta como parte del gobierno, los ministros y los ancianos. (Efesios 4:11, Hechos 14:23)

El reino de Dios

Creemos en el reino de Dios como gobierno y en la persona de Jesús como Rey, como dos verdades absolutas y máximas.  (Hechos 8:12)

El poder sanador y liberador del Reino

Creemos en el poder del Reino para sanar a los enfermos, echar fuera demonios y hacer milagros, maravillas, señales y prodigios. (Mateo 12:28)

La Fe

Creemos que sin fe es imposible vivir una vida agradable a Dios y que por ella se heredan las promesas. (Hebreos 11:6)

Predicar el evangelio

Creemos en expandir el evangelio del Reino de forma local, nacional y mundial, por todos los medios disponibles. (Mateo 24:14)

 

Queremos orar por ti

Envíanos tu petición de oración o compártenos tu testimonio